19 mar. 2011

Las primeras fotografías periodísticas del país


(De Andrea Cuarterolo)

Desde los orígenes mismos de la fotografía en la Argentina a mediados del siglo XIX, los motivos de las vistas de la ciudad captadas por las lentes de los fotógrafos han sido recurrentes: los edificios históricos, símbolos del poder, y aquellos lugares que desde siempre han sido escenario de los principales hechos políticos y populares del país.
No es de extrañar, entonces, que los nueve daguerrotipos con vistas de la ciudad que se encuentran en el Museo Histórico Nacional y que constituyen las imágenes fotográficas más antiguas que se conservan, cinco de ellas tengan como motivo la Plaza de Mayo, dividida entonces en dos (Plaza de la Victoria y 25 de Mayo) por la Recova vieja, y los edificios que la circundan.
Las vistas no eran comunes en la etapa del daguerrotipo. El elevado costo de este primer proceso fotográfico determinó que los daguerrotipistas se volcaran principalmente al retrato que les aseguraba un mayor ingreso. Las limitaciones tecnológicas, por otra parte, hacían imposible congelar la acción, por lo que muy pocos profesionales se aventuraban a captar hechos o sucesos con valor documental.
Sin embargo, dos de estas vistas al daguerrotipo del Museo Histórico Nacional constituyen los antecedentes más antiguos que se conservan de un acontecimiento periodístico. La primera de ellas, tomada el 11 o 12 de setiembre de 1852 por el daguerrotipista norteamericano Charles De Forest Fredricks, muestra a los batallones correntinos frente al Cabildo. Estas fuerzas encabezaron un movimiento revolucionario que produjo la secesión de Buenos Aires de la Confederación Argentina. Lamentablemente los batallones son apenas perceptibles en la imagen, debido al daño que la placa sufrió durante un intento de limpiarla con un  paño.
La segunda placa, tomada el 23 de abril de 1854 desde los altos de la Recova, muestra un nutrido público reunido en la Plaza de la Victoria en torno a la Pirámide de Mayo y frente a la Catedral el día de la jura de la Constitución del Estado de Buenos Aires. Una vez separada de la Confederación, Buenos Aires decidió darse una constitución propia que, aprobada el 8 de abril, reconoció la soberanía interior de la provincia. Recién en 1861, cuando las tropas de Mitre vencieron a las de Urquiza en la batalla de Pavón, Buenos Aires se reintegró a la Confederación. Lamentablemente se desconoce al autor de la placa, así como también si fue por encargo oficial o por propia iniciativa que el fotógrafo decidió, aquella mañana, plantar su cámara en la azotea de la Recova para registrar ese momento histórico.
______
Imagen: Batallones correntinos frente al Cabildo después del movimiento del 11 de setiembre de 1852. Daguerrotipo de Charles De Forest Fredricks. (16 x 21,5 cm). Foto propiedad del Museo Histórico Nacional.
Texto tomado de la revista Historias de la ciudad, Nº 34, diciembre  2005.