28 jun. 2012

El bar "Ramos" ya no brilla en la calle Corrientes



 (De Gabrielas Sharpe)

El bar “Ramos”, ubicado en la esquina de Corrientes y Montevideo, uno de los cafés tradicionales de la ciudad, ya no existe. Su lugar es ocupado hoy por una sucursal de la pizzería “Banchero”.
Junto con el café “La Paz”, el “Ramos” fue un bar emblemático durante la década de 1960. Mientras que en “La Paz” se reunían los intelectuales, el “Ramos” fue el epicentro de los artistas. Con sus mesas y su barra en el medio del local las charlas eran infinitas.
Fundado en 1929, luego en la década de 1990, remodelado con escaso gusto, fue un lugar de reunión de muchos porteños.
En la literatura quedó para siempre en los libros de Juan Sasturain, al convertirlo en el lugar de encuentro del investigador jubilado Etchenaik y el mozo del “Ramos”, Tony, dos hombres unidos por la soledad. En Manual de Perdedores, Sasturain lo describe como “El viejo bar ‘Ramos’ parecía una pecera iluminada en la noche”.
Lamentablemente la bohemia porteña se trasladó a otros barrios.  Lamentablemente el patrimonio cultural se va perdiendo. Los bares tradicionales de Corrientes,  conocida como “la calle que nunca duerme”, algo que ya no ocurre, cada vez se va a acostar más temprano y los viejos reductos están extinguiéndose; las cadenas de cafés junto con  la marginalidad están copando la parada.
______
Imagen: Una de las últimas fotografías del bar “Ramos”.
Nota y foto tomadas de la página Buenos Aires Sos. (Mayo de 2012)