8 de sept. de 2011

Casa de la Cultura de Flores “Marcó del Pont”


(De  Ángel O. Prignano)

Fue inaugurada oficialmente el 4 de mayo de 2000, en la mansión que perteneciera a la familia Marcó del Pont, Gral José G. Artigas 202. La ceremonia fue encabezada por el Dr. Enrique Olivera, quien entonces ejercía la jefatura de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Lo acompañaron en el estrado la Lic. Teresa de Anchorena (Secretaria de Cultura), la Lic. Liliana Barela (Subsecretaria de Acción Cultural), otros funcionarios, legisladores porteños y el Sr. Ángel O. Prignano, entonces Presidente de la Junta de Estudios Históricos de San José de Flores que había propiciado la restauración de la mansión, su catalogación como Monumento Histórico Nacional y su recuperación para el barrio. El acto contó con la asistencia de presidentes y miembros de las distintas juntas de estudios históricos de Buenos Aires, representantes de entidades socio-culturales, deportivas y comerciales de la ciudad y numerosos vecinos que colmaron las instalaciones. En la oportunidad se abrió al público la exposición “La Casa Marcó del Pont en el barrio de Flores” integrada con fotografías antiguas de la residencia, la familia que la construyó y el barrio que la contiene.
La casona fue edificada por Antonino Marcó del Pont hacia 1871 sobre otra casa preexistente. El nombrado descendía de una antigua familia de comerciantes catalanes arribados a Buenos Aires hacia 1785. Continuador de esta tradición, se dedicó a la importación de maquinarias, animales de raza, materiales de construcción, paños y vinos, fundando en 1840 la casa comercial que llevaba su nombre. Fue un fuerte accionista del Ferrocarril Central Argentino y de la Sociedad de los Caminos de Flores y de Gauna. También ocupó cargos públicos, siendo el primer presidente de la Lotería Nacional y directivo del Banco Argentino. Se casó con Feliciana Reyna con quien tuvo nueve hijos, entre los cuales se destacaron Ventura Miguel (pintor paisajista), José (historiador y numismático) y Augusto (abogado, diputado y convencional provincial).
De arquitectura típicamente italiana, posee 15 ambientes, zaguán, altillo, patio y galería al frente. Un hecho trascendente en la historia de esta casa transcurrió durante los combates librados en la llamada Revolución de 1880. La gran cantidad de heridos que llegaba a Flores obligó a organizar un hospital de sangre temporario en sus habitaciones. Pero sucedieron cosas más agradables. Ahí mismo solían reunirse en amables tertulias José Marcó del Pont (hijo de Antonino), Enrique Peña, Alejandro Rosa, Aurelio Prado y Rojas, Ángel Carranza, Bartolomé Mitre y otros que 1893 fundaron la Junta de Numismática Americana, convertida con el tiempo en la actual Academia Nacional de la Historia.
La casona fue comprada en 1929, junto a otras, por la empresa del Ferrocarril del Oeste (hoy Línea Sarmiento de TBA) para la construcción de la llamada “cuarta vía”, que nunca llegó a concretarse. Entonces la residencia quedó librada a su suerte y en total estado de abandono, a punto de ser demolida. Ante tal situación y dado el valor histórico, simbólico y arquitectónico, la Junta de Estudios Históricos de San José de Flores investigó todos los antecedentes de la mansión y la familia propietaria. Con esta documentación, la Junta solicitó y consiguió que se la declarara Monumento Histórico Nacional, salvándose así de la destrucción total aunque no de la ocupación ilegal y el saqueo. Con todo y venciendo numerosas dificultades burocráticas que tomó má de 30 años de lucha por parte de la Junta de Flores, se consiguió que la casona fuera reconstruida y puesta en valor por el Estado Nacional, trabajos que se iniciaron en 1998 y concluyeron dos años después. Así fue como se convirtió en la Casa de la Cultura del barrio a partir del 4 de mayo de 2000.
El inmueble pertenece al Estado Nacional y funciona como Casa de la Cultura de Flores a cargo del ministerio de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires por convenio entre ambas jurisdicciones. En sus salas suelen organizarse conferencias, debates, talleres de las más diversas disciplinas, exposiciones artísticas, actos conmemorativos y espectáculos para toda la familia.
Digamos, por último, que en un sector funciona independientemente la sede la Junta de Estudios Históricos de San José de Flores y su biblioteca pública y gratuita atendida honoríficamente por sus miembros, los martes y viernes de 17 a 19. Esta entidad es una ONG que se ganó el espacio por haber luchado denodadamente a lo largo de muchos años por la recuperación de la casona histórica y su conversión en un espacio cultural para el barrio de Flores.
______
Imagen: Casa de la Cultura de Flores "Marcó del Pont".