3 ene. 2013

Acerca de la suerte y "el tarro"



 (De Luis Alposta)

El estudio de las voces lunfardas no sería completo si no se incluyesen también el de muchas frases populares. Es que el lunfardo, además de la creación y recreación de palabras, recurre, muchas veces, a locuciones o frases que le son propias. Estas locuciones o frases pueden estar formadas con términos lunfardos, pero no necesariamente es así. Con mucha frecuencia, suelen estar constituidas con voces corrientes del idioma, configurando un contexto de sentido nuevo, figurado. En la expresión hacer bandera, por ejemplo, el significado de exhibirse, de fanfarronear, está dado por la asociación de las palabras con un sentido metafórico y no por las palabras en sí.
Las frases de origen popular proceden de fuentes que no siempre se pueden establecer. Llega un momento en que nadie, o casi nadie, reconoce ni recuerda el origen de los dichos o frases hechas que se usan a diario.
Ahora bien, de los modos de decir porteños a que me estoy refiriendo, hay uno que, según Arturo López Peña, hizo su aparición en una época fácilmente ubicable. Me refiero a “tener un tarro bárbaro”. Según López Peña, esta frase apareció por primera vez en el diario Crítica con motivo del partido de fútbol que los argentinos disputamos en Amsterdam con los uruguayos, en 1928.
El cronista dijo entonces, comentando el encuentro, que los uruguayos habían tenido un “tarro bárbaro”, con lo que quiso decir un tarro de leche, y  leche en lunfardo significa suerte.
______
Imagen: José Nasazzi y Manuel Ferreira, capitanes de Uruguay y Argentina, junto a los árbitros, Estadio Olímpico de Amsterdam, 1928.
La foto y el texto fueron tomados de la página web "mosaicos porteños".