7 oct. 2012

El transbordador "Nicolás Avellaneda", puesta en valor y funcionamiento



 (De Carolina Russo)

Uno de los íconos de La Boca, el viejo y, erróneamente llamado Puente Transbordador "Nicolás Avellaneda", aguarda silencioso su recuperación, su puesta en valor (1).
Construido entre 1908 y 1914 para unir las riberas del Riachuelo entre La Boca y la Isla Maciel, fue traído en barco desde Inglaterra y armado aquí. En ese momento daba solución a una necesidad: a diario, aproximadamente, 17.000 trabajadores debían efectuar en bote el cruce del río. El puente significó un gran avance facilitando enormemente la comunicación entre ambas orillas. Con las pinturas de Benito Quinquela Martín el puente fue adquiriendo trascendencia no sólo a nivel nacional sino también internacional.
Funcionó hasta 1960, cuando se lo desactivó y comenzó su larga agonía. En 1994 estuvo a punto de ser desmantelado pero fue salvado por los vecinos y legisladores de la ciudad. En 1995 el Transbordador fue declarado Sitio de Interés Cultural, y además protegido por la declaración de Monumento Histórico Nacional. Desde entonces, muchas personas luchan por su recuperación.
En la actualidad hay ocho transbordadores de estas características en el mundo, siendo éste el único en América y el único fuera de funcionamiento. El de Bilbao Vizcaya fue recuperado y España lo postuló a la Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO; intenta, además, hacer una presentación seriada transnacional que incluya a los otros siete que quedan en pie en el mundo. Para que el Transbordador de la Boca pueda participar es necesario que se encuentre en funcionamiento.
Desde 2007 la Fundación x la Boca, una ONG cuyo interés principal es trabajar por el desarrollo del barrio de La Boca, lleva adelante un proyecto para la Recuperación y puesta en funcionamiento del Transbordador "Nicolás Avellaneda". Se han llevado a cabo varias acciones tales como la inauguración del Centro de Interpretación en un edificio a 20 m. del Transbordador, donde se llevan a cabo actividades culturales (2008); la coorganización de un Concurso Nacional de Anteproyecto Cercanías Cabecera Norte del Transbordador "Nicolás Avellaneda" junto al Ministerio de Desarrollo Urbano del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y la Sociedad Central de Arquitectos presentándose proyectos arquitectónicos y urbanísticos para las áreas aledañas (2009); la gestión de un Convenio de Cooperación entre el Centro Argentino de Ingenieros y la Subsecretaría de Obras Públicas del Ministerio de Planificación de la Nación para desarrollar una primera etapa de evaluación y cateos del estado actual del Transbordador, la factibilidad de restauración y las especificaciones técnicas para el llamado a licitación. Por último, la elaboración de lineamientos para el Plan de Manejo del Transbordador tendiente a la preservación y correcto uso del monumento y su área de influencia, así como el desarrollo turístico en la zona, con el apoyo de ICOMOS e IPPAUR Distrito II Avellaneda.
Según las investigaciones realizadas hasta la actualidad se concluye que la estructura está en condiciones de prestar adecuadamente su función. Esto surge, entre otros estudios, de un ensayo simulando el túnel de viento tolerando 200 km/hora.
El Transbordador, de acuerdo con los análisis, está construido de acero soldable y la oxidación que presenta es superficial. Sólo deberán reemplazarse piezas menores y las maderas de las pasarelas. La mayor intervención será con la planta motriz, el sistema de traslación y los sistemas de comando.
A principios de este año, Habitat se puso en contacto con la Fundación a fin de apoyarlos en su iniciativa y brindarles apoyo y colaboración en las tareas que han encarado. En ese marco, convocamos al restaurador Ricardo Marchese, quien invitó a sumarse a esta iniciativa a la señora Johanna Theile, presidente del Área Metales del ICOM. El 28 de febrero de 2012 se concretó una reunión en la sede de la Fundación x la Boca con la presencia de estas personas, el señor Antolín Magallanes (Fundación x La Boca), el ingeniero Fernando Fornas, quien ha realizado relevamientos y estudios del Puente, el contador público Eduardo Leguizamón y el arquirtecto Tito Gastaldi (por Habitat).
El objetivo es dar a conocer la situación actual del puente y las gestiones que lleva a cabo la Fundación x la Boca en pro de su salvaguarda, puesta en valor y funcionamiento, lo que lo convertiría en una gran atracción para la ciudad posibilitando la recuperación de toda el área circundante, la cual, si bien está algo degradada, sigue siendo una de las que mayor cantidad de turistas atrae.
El restaurador Ricardo Marchese se encuentra abocado a la elaboración de una ponencia sobre el mismo, a presentarse en el próximo Congreso Internacional del ICOM que se llevará a cabo en España en el mes de setiembre de 2012 y cuyo resumen ya ha enviado a los organizadores. La señora Theile mostró interés en el tema y manifestó su apoyo a la misma, al igual que los demás participantes de la mencionada reunión. Habitat comparte plenamente esta iniciativa y apoya fervientemente la restauración del Transbordador poniéndose a disposición para dar difusión a todas las actividades y novedades que se generen sobre el particular.
______
(1) "No se lo puede llamar Puente Transbordador, sino solo Transbordador, la diferencia radica que un puente transporta a través de un vínculo fijo, el transbordador es móvil, como el transbordador espacial (aclaración realizada por el ingeniero Fornas, uno de los miembros del equipo del CAI está llevando a cabo la evaluación del estado del mismo).
Imagen: El transbordador de La Boca en funcionamiento en losprimeros años del siglo pasado.
Material proveniente de la página web http://www.buenosairessos.com.ar