16 abr. 2012

Ginkgo biloba, "el árbol de oro"


(De María Carmen Dufau)
 
Pocos árboles dan tanta belleza a parques y jardines como el Ginkgo. Su porte es majestuoso! Trascendió a los mismísimos dinosaurios y a la furia de todas las tempestades que azotaron el planeta desde hace mas de doscientos millones de años. Sobrevivió a las bombas atómicas de la Segunda Guerra Mundial en su lugar de origen: Japón.
Es un verdadero fósil viviente y es actualmente símbolo del renacimiento después de catástrofes y objeto de veneración en Japón. En muchos templos orientales hay bosquecillos de este árbol acompañando los lugares sagrados.
Llega a tener entre 10 y 15 metros de altura, de tronco recto y ramas extendidas lateralmente. Las hojas en forma de abanico adquieren un color amarillo dorado en el otoño y con el fuerte viento caen en forma de lluvia todas juntas.
Les recomiendo acercarse en junio a la plaza República. Oriental del Uruguay sobre la calle Tagle, enfrente a la Embajada de Chile y disfrutar!
Si coincide con un día de viento o brisa, tendrán el espectáculo de la lluvia dorada!
En Barrio Parque de Buenos Aires, hay varios ejemplares... En la vereda de la calle Dardo Rocha..., y en los jardines de la casa de Susana Giménez hay uno espectacular!
En la plaza principal de la ciudad de Pilar, pueden disfrutar de hileras arboladas con ginkgo! En la plaza Belgrano del barrio de Belgrano también hay un ejemplar altísimo.Y por supuesto, en el Jardín Japonés.
Aunque la madera es útil para carpintería en general es difícil encontrar superficies forestales aprovechables. Su flor es blanca cubriendo el follaje en verano y el fruto es carnoso pero con un olor desagradable. Cualidades: Absorbe la polución ambiental.
Genera materia prima para producir medicamentos que sirven para paliar problemas del desgaste cerebral.
Sus hojas resisten las plagas propias de jardines y parques. Se recomienda poner
hojas a secar, en libros antiguos para protegerlos de invasiones no deseadas.
En nuestro país ingresó a mediados del siglo XX.
También se conoce con el nombre de “árbol de los cuarenta escudos” o “de los cien escudos”. Se refiere al precio que se pagaba en épocas pasadas por un ejemplar, o se que hacía trueque con estos ejemplares.
Otras denominaciones: Árbol de la vida; Árbol de la pagoda. En inglés: “maidenhair tree”.
______
Imagen: Ginkgos bilobas en la Facultad de Agronomía (Foto: Andrés Ferrari)
Material tomado del sitio:Árboles en Buenos Aires.