26 feb. 2015

Acerca de la palabra "croto"


(De Luis Alposta)

Los apellidos han pasado, más de una vez, a formar parte del vocabulario lunfardo. Tal vez el ejemplo más notorio sea el de la palabra croto, con la que se designa al vago o linyera y también al individuo sin recursos y al falto de aptitudes, especialmente para los deportes. Dicha palabra proviene del apellido del gobernador de la Provincia de Buenos Aires, José Camilo Crotto, quien en 1920, a raíz de la mala situación económica que atravesaba el país, dispuso, ordenanza mediante, que durante la época de cosecha los braceros pudiesen viajar libremente en los trenes de carga.
Las autoridades nacionales, a instancias de las autoridades ferroviarias, perseguían a los pasajeros clandestinos entre los que se mimetizaban vagos, delincuentes e inadaptados. Fue así como el gobernador de la Provincia de Buenos Aires dispuso que aquellos que iban de un lado a otro del país buscando trabajo en las cosechas, pudiesen viajar gratuitamente en los trenes cargueros.
Viajando en esas condiciones, fueron los habitantes de los pueblos quienes comenzaron a designarlos con la expresión: “ahí van los de Crotto”, frase que pronto se acortó: “ahí van los crotos”. Y así fue como este apellido pasó a formar parte de nuestra habla popular. 
Qué me Contursi!
______
Imagen: José Camilo Crotto, mostrando un manojo de lino.
La nota y la ilustración fueron tomadas de la página "Mosaicos porteños".