23 sept. 2012

La fuente de Mihanovich




 (De Oscar Félix Haedo)

Mientras la controversia en torno de la obra futura de la tucumana (1) adquiría estado público, en el barrio de Belgrano colocábase una fuente en medio del silencio periodístico, quebrado por una revista de escasa circulación que informaba sobre la actividad marina del donante –Nicolás Mihanovich–, justificando el uso de delfines y caracoles como motivo artístico.
“Al señor Joaquín Sánchez, jefe de la sección Belgrano, debe la localidad gran parte de sus modernos adelantos. Si los afirmados, las arboledas, la higiene en general, han sido debidamente atendidos, no lo ha sido menos la obra de embellecimiento edilicio, y por eso puede Belgrano ostentar el hermoso paseo de la Barranca, que se destaca con verdores ondulantes y graciosas sinuosidades hasta la vía del ferrocarril, dominando desde sus alturas al majestuoso Plata. Las dos principales y escarpadas calles de que ha sido dotado este paseo se encuentran coronadas, en la cuchilla de la lomada sobre cuya falda se desarrolla aquél, por dos obras de esculturas debidas a la generosidad particular. Una es el busto en mármol del prócer de la Independencia que da su nombre a la localidad, donado por el señor Antonio Santa María, y la otra es una bellísima fuente de mármol dolomítico amarillo del Azul, sobre basamento de granito de Tandil, debida al escultor señor Arduino.
”El valor de esta obra, que pasa de seis mil pesos, ha sido sufragado por el señor Nicolás Mihanovich, el acaudalado dueño de la más grande flota de vapores de Sudamérica, y cuya mansión señorial es una de las que más concurre a hermosear la parroquia de Belgrano.
”El nombre del generoso donante, grabado en la dura piedra de la fuente, será recordado siempre por el vecindario, máxime cuando tan poco acostumbrados estamos a ver actos de desprendimientos semejantes.
”Tiene la fuente 4 y ½  metros de altura desde la superficie superior de las gradas de granito, o sea unos cinco metros, éstas comprendidas.
”A excepción de los cuatro delfines del cuerpo central, que son de mármol blanco, todo lo demás es de mármol amarillo del Azul; habiéndose empleado 30.000 kilos del mismo, reducidos por la escultura, una vez concluido el trabajo, a cerca de 15.000.
”El todo está coronado por una castaña de bronce dorado con juego de agua de 22 cm. de ancho en la esfera y 0,38 en su conjunto.
”Se han empleado en la fuente 32 bloques de piedra, de los cuales 4 han sido colocados en la base que sostiene la pileta grande; 4 en dicha pileta; 5 en los escollos colocados dentro de la misma, que sostienen las conchillas, donde derraman el agua los delfines y cada una de las cuales está formada de un solo bloque.
”El paraguas tallado de una sola pieza, que cubre a los delfines, así como la base de la aguja, que desde aquél se levanta, la aguja misma y el final de ella, constituyen el resto de las diferentes piezas que se han empleado en la construcción de la fuente.
”En  toda su altura, sobre su eje, reina una cañería interior con sus ramales correspondientes para los juegos de agua.
”La obra se terminó a los cuatro meses de estipulado el contrato entre el escultor señor Arduino y la comisión de vecinos que corrió con todo lo referente a la ejecución de la misma, eficazmente ayudada por el señor Sánchez”(2).
La misma publicación reproducía los proyectos del arquitecto italiano Víctor Meano sobre el palacio del Congreso Nacional en vías de ejecución, con profusión de planos, fotografías y dibujos; en una de las láminas reproducíase la futura Plaza del Congreso remodelada, luciendo sobre la avenida Entre Ríos cuatro fuentes similares a las ubicadas en la Plaza de la Victoria; empero, el proyecto no pasó de tal.(3)
Con la fuente, Belgrano contaba con un motivo artístico decorativo.
______
(1) Se refiere a la escultora Lola Mora. (N.de la R.).
(2) Revista La ingeniería, órgano oficial del Centro Nacional de Ingenieros. Nº 11. Nota “Edilidad”, por G. S. Bs. As., 15/6/1901. Juan Arduino nació en Milán (Italia) en 1858 y falleció en Buenos Aires (28/4/14).
(3) Revista La ingeniería, Nº 50 – 51, Bs, As., 30/6/1900.
Imagen: La fuente de Mihanovich, emplazada en las barrancas de Belgrano.
Tomado de Las fuentes porteñas, libro de Oscar Félix Haedo, Bs. As., 1978.