17 sept. 2012

Asociación Amigos del Tranvía




(De Aquilino González Podestá)

Nuestra institución funciona y crece día a día pues desde siempre hemos aplicado la ley de la perinola. Pero en nuestro caso, usamos una perinola un tanto especial, pues en todas sus caras dice todos ponen.

El nacimiento de la Asociación Amigos del Tranvía y Biblioteca Popular “Federico Lacroze” (entonces: Asociación Amigos del Tranvía) surgió como consecuencia de dos aspectos relativos a este modo de transporte.
El tranvía, desterrado de las ciudades argentinas a lo largo de la década del 60, había dejado recuerdos imborrables en sus usuarios y toda una historia de más de 100 años de servicios por investigar y divulgar.
Asimismo, mientras ciertos fuertes intereses habían logrado engañar y convencer a la población argentina acerca de su supuesta obsolescencia, en otras latitudes las virtudes del tranvía eran redescubiertas por su condición de sistema no contaminante, cómodo y económico, comenzando a reinstalarse en varias ciudades.
Es así como un grupo de conocedores y aficionados a estos temas decidieron fundar esta agrupación, lo cual tuvo lugar el 16 de julio de 1976, con el fin de rendir el justo homenaje que se le debía a este vehículo, avanzando sobre los temas históricos, preservando lo que se pudiera, y cimentando y promoviendo esa nueva corriente “neotranviaria”.
Desde entonces, la Asociación viene desarrollando una intensa labor en pos de alcanzar estos objetivos. Asimismo, las palabras que encabezan esta sección y que provienen de quien preside la institución desde su fundación, resumen el modus vivendis de los entusiastas que la conforman, todos voluntarios que aportan en la medida de sus posibilidades el tiempo y el esfuerzo que requiere la concreción de estas metas.
Esta actividad abarca los más diversos rubros, involucrando no sólo a los miembros de la Asociación, sino también a entidades públicas y privadas de la cultura, las artes y las ciencias; a la prensa en todos sus medios y, sobre todo, al público, que ha apoyado y sigue apoyando el desenvolvimiento de la institución.
No cabe duda que, luego de estos más de tres décadas de vida, el esfuerzo y la dedicación de los Amigos del Tranvía fue dando sus frutos, pues la figura de este vehículo ha quedado definitivamente rescatada del olvido.
Mediante diversos emprendimientos se hizo posible que los más grandes pudieran reencontrarse con su imagen, que los más pequeños lo conociesen, y que todos en definitiva supieran que, por más que en los  60 se hubiesen empeñado en hacernos creer que todo estaba terminado para el tranvía, la actualidad mundial sigue dando muestras de su evolución y vigencia en casi 400 ciudades.
Pero no ha sido fácil la tarea. Muchos fueron los escollos que se encontraron y no menos los muros que hubo que derribar en el camino. Sin embargo, el tesón de estos “tranviófilos” fue determinante para el logro de todos los objetivos fijados en la fundación, y aún más. Día a día se van sumando nuevos desafíos y concreciones, fruto de las ideas y el aporte de los asociados.
Entre otras cosas, la concreción de proyectos como el Tramway Histórico de Buenos Aires (THBA), ha permitido que desde 1980 hayan paseado gratuitamente más de 1.000.000 de viajeros, dotándose a Buenos Aires del único museo de transporte urbano que no tenía.
Ello ha posibilitado, por ejemplo, que nuestros tranvías se conviertan en escenario de varias producciones cinematográficas y televisivas, como han sido “El Hombre del subsuelo”, “Alfonsina” (especial de TV), “Pobre mariposa”, “Tango desnudo”, “La peste” , “Estela Canto, un amor de Borges” y “La fuga”, además de conocidas publicidades (tanto nacionales como, aunque no parezca, internacionales), así como muchísimos cortometrajes realizados por estudiantes de cine de diversos institutos.
A través de nuestro Tranvía Histórico también se ha convocado a la realización de innumerables concursos de dibujo y pintura (que tienen lugar como actividad principal para celebrar cada aniversario del servicio) en los que miles de concursantes han venido a plasmar en sus obras al tranvía, recurriendo a las más variadas técnicas, como también varios concursos fotográficos, con el auspicio y participación del Foto Club Buenos Aires.
Las acciones comunitarias tampoco estuvieron ausentes en el tramway. La  Asociación organizó en él muchas colectas para colaborar en diversas causas, como la Gesta de Malvinas, las inundaciones en la provincia de Buenos Aires, la Casa Cuna o el hospital Borda entre otras.
En otro orden de cosas, nuestra Asociación se ha dedicado a difundir el quehacer tranviario tanto desde el punto de vista histórico como del actual, mediante múltiples charlas, conferencias y audiovisuales. Estas muestras no sólo formaron parte de los ciclos anuales de conferencias y audiovisuales que conforman otra actividad permanente de la Asociación, sino también en las que tuvieron lugar en muchas otras entidades culturales afines, escuelas públicas o privadas, institutos secundarios o universitarios, tratando de esta manera de ilustrar a un público que abarque todas las edades.
Finalmente, una mención muy especial merece nuestra Biblioteca Popular “Federico Lacroze”, que ha merecido el reconocimiento de la C.O.N.A.B.I.P. y también de la Dirección General del Libro y la Promoción de la Lectura del G.C.B.A., actividad esta última que se ha venido materializando en ciclos llamados: “Un tranvía llamado lectura” realizados una vez a bordo de uno de nuestros coches durante el servicio finsemanal, actividad que nos ha hecho merecedores de un reconocimiento del Reino de España. Con su nuevo carácter de “popular”, la biblioteca abarca toda la gama de necesidades bibliográficas para servir a la comunidad que nos rodea y frecuenta. Por otra parte, tras casi tres décadas de recopilación de material de todo tipo sobre transporte urbano, tema que le dio nacimiento, es hoy una de las más completas del país, atesorando colecciones y ejemplares incunables de incalculable valor.
Toda esta labor ha sido coronada con la distinción de Entidad de Bien Público, que refuerza aún más el compromiso que la Asociación Amigos del Tranvía y Biblioteca Popular “Federico Lacroze” tiene con la comunidad, concretado en estos y nuevos emprendimientos que se están proyectando.
______
Imagen: Tranvías en la esquina de Boedo y Carlos Calvo en la década del 40.
Texto tomado de la página web de la Asociación Amigos del Tranvía.