16 abr. 2011

Palacio Barolo


(De Gabriela Sharpe)

El Palacio Barolo fue el edificio porteño más alto hasta la construcción del Kavanagh, en 1935. Sus cien metros de altura culminan en el faro que supo tener 300.000 bujías y el 14 de setiembre de 1923 transmitió con sus luces el resultado de la pelea de boxeo Firpo-Dempsey.
Señor peatón no deambule con precaución.  Sólo debe detenerse en el lugar exacto, donde allá por los años 20 se cruzó el destino de  dos personas, dos almas excéntricas unidas por su admiración a Dante Alighieri y por un solo deseo: traer las cenizas  del poeta florentino.
El empresario Luis Barolo (1869-1922) y el arquitecto Mario Palanti (1885-1979)  crearon un lugar a semejanza del espacio dividido en tres reinos: infierno, purgatorio y paraíso descriptos en La Divina Comedia, ubicado en Avenida de Mayo 1370.
El arquitecto Palanti creó, pensando en el lugar donde reposarían eternamente las cenizas del poeta,  una estatua de bronce de 1,50 metro de altura, "Ascensión", que representaba el espíritu del poeta apoyando sus pies sobre un cóndor que lo lleva al paraíso.  No pudo ser: sus cenizas nunca salieron de Ravena.
En el pasaje que une Avenida de Mayo con Hipólito Yrigoyen, es decir en la planta baja, según el poema  de Dante, es el lugar donde se encuentra el infierno, muy cerca  del pecado, sobresalen unas ménsulas con formas de dragón que amenazan con sus figuras desde las  paredes laterales.
El plan del edificio y su distribución se hicieron "sobre la base de la sección áurea y el número de oro, proporciones y medidas de origen sagrado". Para Palanti, el número de oro estaba cifrado en el poema de Dante. "La división general del edificio y del poema es en tres partes: Infierno, Purgatorio y Cielo. La planta baja es el Infierno, los primeros 14 pisos son el Purgatorio, los pisos siguientes son el Paraíso, el faro representa a Dios", explica el arquitecto Carlos Hilger.
El número de jerarquías infernales es el nueve: nueve son las bóvedas de acceso al edificio, que representan pasos de iniciación. Cada una de las bóvedas tiene frases en latín tomadas de nueve obras distintas, desde la Biblia a Virgilio. La cúpula se inspira en el templo hindú de Budanishar, dedicado a la religión Tantra, "representa la unión entre Dante y Beatrice".
Los cantos de La Divina Comedia son cien, igual que los cien metros de altura del edificio. La mayoría de los cantos del poema tienen 11 o 22 estrofas, los pisos del edificio están divididos en 11 módulos por frente, 22 módulos de oficinas por bloque. La altura es de 22 pisos. Este conjunto de números representa el círculo, que era la figura perfecta para Dante.
Desde su inauguración en 1923, con 100 metros de altura, hasta la llegada en 1935 del Kavanagh  con 120, fue el edificio más alto de la ciudad, superando el primer rascacielos porteño, la Galería Güemes en la calle Florida  por 16 metros.
Sus cien metros de altura culminan en el faro que supo tener 300.000 bujías y el 14 de septiembre de 1923 transmitió con sus luces el resultado de la pelea de boxeo Firpo-Dempsey.
Además del Palacio Barolo, Palanti construyó en Buenos Aires el Hotel Castelar (1928, Avenida de Mayo 1150), el Banco Francés-Italiano (en Tte. Gral Perón y San Martín) y la casa de rentas de la esquina de Santa Fe y Callao. El Palacio Salvo (en Montevideo, Uruguay) es una obra gemela del Barolo.
Desde 1997 el Palacio Barolo es Monumento Histórico.
_______
Imagen: Cúpula del Palacio Barolo, en Avenida de Mayo 1370, CABA.
Nota tomada de Buenos Aires Sos (www.buenosairessos.com.ar ), junio de 2008.