13 may. 2011

La plaza Roma


(De Ricardo M. Llanes)

La primera de las figuras estatuarias de personalidades extranjeras, levantada en nuestra ciudad, es la del héroe civil de la italianidad José Mazzini, nacido en Génova en 1809 y fallecido en 1872. La obra, ejecutada por el artista italiano Julio Monteverde (1837-1917),  fue inaugurada en la entonces llamada “plaza de Julio” el 16 de marzo de 1878. La denominación urbana respondía al hecho de que su terreno era parte del paseo de este nombre (avenida Leandro N. Alem desde 1919), el cual, en los días anteriores a la fecha dispuesta para emplazar la estatua (octubre de 1877), se extendía desde la Estación de los ferrocarriles (1) hasta más allá de la calle del Parque (actual Lavalle). El censo practicado una década más tarde apuntaba, con respecto al Paseo de Julio: “Tiene jardines muy bien cultivados, y en su terminación por la parte norte ostenta la estatua en mármol de José Mazzini, una de las más acabadas creaciones del reputado escultor Monteverde, y colocada allí por la numerosa población italiana residente en Buenos Aires”. La fama de quien dedicara su vida a la unión e independencia de Italia hizo que lo popular de su nombre pasara a ser denominativo de esta plaza, hasta que, finalmente, se le impuso el de Roma, por ordenanza del 27 de marzo de 1961.
Esta plaza, la primera y única en el siglo pasado (2) que fue trazada junto al río, allí detenido por el nombrado “Muro de la Alameda” (3), constituía, por los adornos florales, el lugar y el espacio, todo un amplio como magnífico mirador frente al estuario, con su  diversidad de barcos de cabotaje y de ultramar anclados lejos de la ribera, objeto de la curiosidad del pueblo que por las tardes invadía la plaza en que las familias de los inmigrantes se reunían con sus parientes, y otros recogían detalles del informante ocasional. Por eso resultó, en su hora colorida de los días festivos, la plaza de los marineros tripulantes de las embarcaciones extranjeras, ya que allí estrechaban amigables relaciones o combinaban los planes de sus correrías, antes de internarse en los vericuetos de la ciudad.
A lo largo de tres décadas (1868-1897), desde sus jardines se asistía al repetido paso del ferrocarril que se alargaba, más que en vagones, en penachos de humo y en insistencia de pitadas; y también al circular del tranvía, rechinoso por sus ruedas de hierro como por el casco de sus trotones, que servía exclusivamente a los pasajeros del ferrocarril Central, los cuales iban o regresaban de la Estación del Norte (Retiro).
Esta fue también la primera de las plazas porteñas con estatuas, a lo largo del viejo Paseo de Julio; y puede afirmarse que durante el siglo XIX, excepto la de Mazzini, no se emplazó en él ninguna otra. La del fundador don Juan de Garay quedaría levantada el 11 de junio de 1915, y la del almirante Guillermo Brown, el 8 de julio de 1919. Es de recordad, ahora, que el 25 de octubre de 1877, es decir, casi cinco meses antes de la inauguración de la de Mazzini, la Municipalidad sancionaba una ordenanza respectiva de la colocación de estatuas de personajes extranjeros, a la que se corresponden los artículos 1º y 2º, que aquí dejamos transcriptos: “1º- Destínase el Paseo de Julio en toda su extensión para colocar las estatuas o bustos que fueren donados para ornato del municipio, representando hombres célebres. 2º- Queda reservada la parte del Paseo de Julio comprendida entre las calles Rivadavia y Corrientes, para colocar la de aquellos que hayan prestado servicios especiales a esta parte de América”. Como podemos apreciar, pues, la plaza hoy llamada Roma goza, en la historia del municipio, de la correspondiente prioridad, cronológicamente considerada.
______
(1) Se encontraba sobre el Paseo de Julio entre las calles Rivadavia y Piedad (hoy Bartolomé Mitre). Fue destruida por el incendio en ella declarado el 14 de febrero de 1897.
(2) Se  refiere al siglo XIX (N. de la R.)
(3) Muralla de ladrillos con enrejado de hierro uniendo los pilares, construida por el ingeniero español Felipe Senillosa en el año 1844.

Imagen: Estatua de Mazzini en la Plaza Roma de la Ciudad de Buenos Aires.
Texto tomado de Antiguas plazas de la ciudad de Buenos Aires, de Ricardo M. Llanes; Cuadernos de Buenos Aires, Primera edición, 1977.