13 oct. 2010

Los tranvías de Billinghurst


(De Alberto Octavio Córdoba)

Por una noticia aparecida en un diario de aquella época (1), podemos saber que el 28 de diciembre de 1873, se realizó en primer viaje a Belgrano de los tranvías tirados por caballos. Aquel día, por la novedad, viajaron hasta el pueblo de 500 a 600 personas, y dicen las crónicas que Belgrano en unas horas se vio llena de gente extraña paseando por sus calles. También agregaba esa noticia que: “El Ferrocarril del Norte ha recibido con la inauguración del tramway el primer golpe. Principia el castigo, agregaba, de sus faltas para con el público, a quien tiene tan irritado por su explotación y conducta”. Los viajes desde el Centro de la ciudad hasta Belgrano duraban cuarenta minutos y estaban organizados de la manera siguiente: los coches salían simultáneamente desde la Plaza de la Victoria (actual Plaza de Mayo) y de Belgrano, haciendo el primer viaje a las 3 y 30 de la mañana, y continuaban durante todo el día, con intervalos de diez minutos, hasta las 10 y media de la noche, hora en que salía el último para Belgrano, regresando el mismo coche, a las 11 y 30, pero llegando solamente hasta la Estación Centro América, que estaba situada en la esquina sudeste de Santa Fe y Pueyrredón.
El concesionario de los servicios era don Mariano Billinghurst, “que vivió sus últimos días en Belgrano, por el que tanto había hecho, no quedándole nada de su fortuna, aunque nada le faltaba en su modesta ancianidad. Asociado con su prestigioso nombre a su hijo Lisandro que lo reemplazaba en el trabajo diario, pudo edificar al lado de la de él una casa, en donde junto con su esposa, eran cuidados como reliquias por sus hijos y descendientes hasta la cuarta generación” (2). Allí murió don Mariano Billinghurst el 13 de junio de 1892, a los 82 años de edad; había nacido en Buenos Aires el 26 de noviembre de 1810. Tuvo numerosa descendencia y, de sus hijos, los que tuvieron mayor actuación en  Belgrano fueron Lisandro y Arturo, el primero como escribano y el segundo como médico.
_____  
(1) La República, Buenos Aires, enero 2 de 1874.
(2) Julio A. Costa, Hojas de mi Diario, pág, 93, Bs. As, 1929.
Imagen: El tranvía a caballo por Juramento y Moldes: año 1872. (Fotografía del Archivo General de la Nación).