23 oct. 2010

A veces da mucho "espor" el hacerse el colifato

(De Diego Lucero)

Mirá vos. Es lo que te digo: no hay negocio más papa que hacerse el loco. Que la gente diga: "hay que dejarlo. Es loco". Que lo diga la pituca toda engolada y toda gordi: "es colibriyo". Que lo bata el mersón torciendo la bocucha estilo pistolero: "es colifato, es". En un mundo discepolín donde el honrado es un gil y el asaltante un señor; donde el laburante no merece otra cosa que le digan que es chitrulo y el esquenún es un coso que arranca suspiros y despierta admiración... el hacer el loco siempre da buen espor. Y a veces hasta más de cuatro cifras. El hacerse el colifato, en ocasiones no le queda bien a ciertos chantas sin talento, ventajeros baratieri que quieren pasar al frente sin otro recurso que el fulero de hacerse el extravagante a la fuerza. Pero otras veces ayuda al poti con talento, a ponerlo en evidencia, a fabricarle cartel para hacer que el tablón se interese por su obra y su persona.
______
Imagen: El escritor y periodista Luis Sciuto, más conocido por su seudónimo de Diego Lucero.