29 oct. 2010

Sabés cómo siento a Buenos Aires


(De Hilda Guerra)

sabés cómo siento a Buenos Aires
la siento desfilar ante un cortejo de cafés y cigarrillos
tratando de ubicarse en el universo de un reto
en la isla de leyes en las que no quiere sostenerse
la siento transitar por sus veredas melancólicas
al paso de un piropo
prodigando la soledad de quien todavía no se ha encontrado
dónde está su corazón
acaso en las sombras de un canto repetido
en el vuelo de una paloma asustada

sabés a veces le tengo rabia
quisiera quitarle tanta confusión
esas ganas de no hacer nada
para quitarme mis propias ganas de no hacer nada
tal vez las tuyas
o las de aquél

la siento cercana lejana ambivalente
con un grito escondido
envuelta todavía en mitos retórica empedrado
añorando calesitas a caballo
tranvías
serenatas
percal
hombres anárquicos

Buenos Aires
figura utópica de slogans
en las que no la apresarán
así la siento
desflecada calcinada en sus propios vientos
con el apuro de una milonga
ya nunca más demorada
como yo
como vos
______
Imagen: Buenos Aires: plaza de la República de noche.