29 sept. 2010

Villa Santa Rita


(De Hugo Corradi)

Al norte del pueblo de Flores, a una legua escasa, cruzando el arroyo Maldonado, se encontraba en formación, a fines del siglo XIX, un paraje constituido por chacras y hornos de ladrillos llamado Villa Santa Rita.
La denominación tenía por origen una pequeña imagen de la santa, venerada por los vecinos en un oratorio particular existente en una de las numerosas quintas, el cual se fue haciendo muy mentado en el pago y en Buenos Aires. Con referencia a la instalación de capillas particulares en quintas o chacras de vecinos importantes, don Rómulo D. Carbia cuya obra (1) ya mencionáramos, consigna la siguiente información: "Dada la gran pobreza de los moradores, las capillas y oratorios particulares se multiplicaron de una manera asombrosa, sobre todo a partir del siglo XIX, hacia la parte oeste de la provincia".
Los terrenos en los cuales, entre 1887 y 1890, se fue formando Santa Rita habían pertenecido a doña Juana Ramos de Garmendia, fraccionándose en esos años y abriéndose varios callejones que en un principio fueron numerados para poder distinguirlos, y luego, en 1893 pasaron a designarse como calles Dugness, Vírgenes, Monte Egmont, Deseado, San Julián, San Matías, Camarones, San Blas, Médanos e Indio. Hacia el Oeste todas ellas terminaban en un largo camino -hoy calle Concordia-, donde comenzaban los campos de don Vicente Zabala. En realidad, se trataba de una gran chacra que ocupaba la zona comprendida entre el arroyo y las calles Concordia, Álvarez Jonte y Segurola. Sus potreros se fueron urbanizando muy lentamente, aún en  este siglo (2) y hasta hace pocos años (3) se podían ver enormes baldíos en la zona. Parte de ella pasó a don Manuel Rocca, quien donó los terrenos situados en el ángulo noroeste, donde se construyó el Preventorio Rocca y el barrio de casas municipales Saturnino Segurola, en 1928.
Al comenzar el siglo (4) las quintas de Villa Santa Rita sumaban aproximadamente un centenar, siendo la más extensa la perteneciente a don Juan Gregorini, que contaba con unas doce hectáreas, en tanto que las demás poseían de una a dos solamente. Todas eran trabajadas como tambos, hornos de ladrillos o alfalfares, siendo en esos años constantemente subdivididas, al punto que cinco años más tarde, en 1905, ya estaban abiertas todas las calles actuales; en cambio, la población y edificación eran todavía escasas. A la altura de Álvarez Jonte y Emilio Lamarca existía otra chacra grande, famosa por su majestuoso bosque de eucaliptus que dio nombre al paraje: el monte Spinetto. Estos lugares perdieron su ambiente rural después del Centenario, formándose modestas barriadas obreras que se han ido transformando continuamente, hasta la actualidad, en que ha desaparecido todo rastro de lo que fueron no hace muchos años.
______
(1) Rómulo D. Carbia: "San José de Flores. Bosquejo histórico", 1906.
(2) Se refiere al siglo XX.
(3) El libro de donde fue extraída esta nota se publicó en 1969.
(4) Se refiere al siglo XX.
___
Imagen: Calle del barrio Villa Santa Rita.